Ingredientes:

200grs.Ajo picado.

200grs. Cebolla picada.

200grs. Rábano o Rabanito  picado.

1.5 Lts. Miel de abeja.

 Procedimiento:

  1. Colocar la cebolla, el ajo y el rábano en un recipiente adecuado, añadir 500ml. De agua y hervir durante 10 minutos.
  2. Retirar del fuego y dejar reposar unos minutos.
  3. Filtrar la decocción anterior usando un trozo de tela de algodón.
  4. Medir la cantidad de volumen filtrado.
  5. Poner a baño María lo filtrado y añadir un volumen de miel igual al obtenido en la filtración.
  6. Dejar la mezcla a baño María durante 30 min., mezclando suavemente.
  7. Dejar enfriar y envasar en frascos previamente esterilizados.

 Adultos: 1 cda. 3 veces por día.

Niños: 1 cdita.3 veces por día.

 Valor nutricional de los elementos usados en esta receta:

 Ajo: Uno de los alimentos mas extraordinarios que existe. Es un potente estimulante del sistema inmunológico y un antibiótico natural, también se le atribuyen las siguientes propiedades: Vermífugo (contra las lombrices), Hipotensor, antiséptico, Antibacteriano, Antimicótico.

Cebolla: Estimula las secreciones, favoreciendo la digestión, Diurética, cicatrizante, excelente profiláctico contra la gripe, el catarro la amigdalitis y la tos.

Rábano: Estimulante de la secreción biliar, Antiinflamatorio hepático y biliar.

Miel: Fuente altamente concentrada de muchos nutrientes  esenciales, entre ellos carbohidratos (azucares), algunos minerales, vitaminas del complejo B y vitaminas C, D y E.

Se utiliza para aumentar la energía y acelerar la cicatrización. Es un antiséptico natural y un buen emplasto para quemaduras y heridas.