Es fundamental cambiar los hábitos de consumo de papel.

Plantear la disminución del consumo de papel, solicitar el uso de tecnología libre de cloro, acordar criterios de producción de madera sustentable, remediar los impactos ambientales que han producido y producen las fabricas de celulosa en la comunidad, por ejemplo, indica las necesidad de plantear política a nivel nacional e internacional desde el Estado, en el que la participación ciudadana y su acceso a la información es fundamental.

Pero en nuestro hogares, podemos empezar ahora por reutilizar el papel, comprar papel reciclado, solicitar papel libre de cloro; utilizar papel blanco solo cuando sea sumamente necesario, evitar la compra de alimentos en envases que tengan cartón, tetrabrick.